Historia del Colegio

 

MonsenorGuillermoCharun

Monseñor Guillermo Charún

Hasta 1854 existía en Trujillo, para la educación secundaria de la juventud masculina el Colegio Seminario, en el que funcionaba una sección seminarista y otra laica. Monseñor Agustín Guillermo Charún, Obispo de la diócesis, separó ambas secciones, obteniendo del gobierno la creación del Colegio Nacional de Ciencias, llamado luego de San Juan, por R.S. del 18 de Mayo de 1854, instalado solemnemente el 23 de Agosto de 1854 de dicho año, siendo su primer Rector el Dr. Isidro de Bonifaz, que a la vez lo era de la Universidad, en cuyo local funcionó hasta 1874, utilizando, en gran parte, el mobiliario y enseres de ese centro superior de estudios.

 

  

Los Inicios

Patio Universidad Nacional De Trujillo
Patio de Universidad Nacional de Trujillo

En San Juan se enseñaba Matemáticas, Latín, Filosofía, Astronomía, Gramática Latina, Derecho Civil y Francés, en cuyos cursos se matricularon 102 alumnos fundadores. Las plazas docentes eran obtenidas por concursos de oposición, recibiendo los profesores la designación de catedráticos. La renta inicial fue de 4,576 pesos al año, siendo el sueldo del Rector 800 pesos anuales.

Mientras el plantel funcionó en la Universidad fue dirigido, además del Dr. Bonifaz, por el sabio matemático arequipeño Miguel Wenceslao Garaicochea hasta 1859 en que la dirección la asumió el Dr. José Clemente Peralta.

Ese año también se expidió el D.S. otorgando al Colegio el convento supreso de San Francisco como nuevo local. De 1860 a 1871, en cuyo rectorado se agudizó el problema del local, por cuanto la Universidad reclamaba la devolución de la parte ocupada por el Colegio, se redujo los estudios de Derecho, de fundamentales a elementales, a pesar de que en la Universidad dichas materias no funcionaban. En Mayo de 1872 asumió la dirección el Dr. Ezequiel Vega en cuyo tiempo se inició la reparación del convento supreso de San Francisco, a fin de que se traslade a él el Colegio. A partir de 1873 fue rector el Dr. José María Valderrama, trujillano y ex-alumno del plantel, siendo el primer ex-sanjuanista que asumió el cargo. A él le cupo la suerte de trasladar el colegio a su nuevo local, hecho que sucedió el 14 de abril de 1874.

 

SanJuan Local Independencia
San Juan. Local Jr. Independencia

El alumnado durante el tiempo que funcionó el Colegio en la Universidad fluctuó entre 50 y 107. Fueron profesores del plantel en el mismo lapso Simón Torres y Martín Olivos, quienes dictaron las primeras clases en la vida escolar sanjuanista, Miguel W. Garaicochea, Toribio Casanova, Manuel Vereau, Manuel M. Archimbaud, Andrés Castillo, Santiago Rebaza, Agustín de la Torre, Fernando Quevedo, José María Checa; y los alumnos más distinguidos Santiago Pacheco, José María Valderrama y Manuel María Ganoza. Pedro Orbegozo, Ademar Pagador, Nicolás Rebaza, Maximino Tafur, Miguel Odonovan y Manuel Polo.

 

En su nuevo local

Instalado el Colegio en su nuevo local se elaboró el margesí de sus bienes, de los cuales era muy rico, todos ellos pertenecientes al Convento Supreso de Santo Domingo y al Conventillo de Chicama, algunos bienes aún le quedan como la rica hacienda Lláugueda, el fundo La Ladrillera en el que está edificada actualmente la Gran Unidad Escolar y algunas casas.

Desde Agosto de 1874 a 1876 ejerció el rectorado por breves meses, don José Essing, profesor de alemán y griego, reasumiendo, por tercera vez el cargo, el director Vega. En dicho año el alumnado llegó a 108 y el presupuesto a 13,973.39 pesos.

 

La ocupación chilena

OcupacionChilena
 Ocupación Chilena

Producida la infausta guerra con Chile, en abril de 1879, profesores y alumnos del Colegio San Juan, renunciando los primeros a sus cargos, acudieron a formar filas en la Guardia Nacional, que estuvo al mando del Dr. José María Checa, realizándose los ejercicios militares en el patio principal del Colegio. A comienzos de 1881, Trujillo fue ocupado por los chilenos, quienes tomaron el local del San Juan como cuartel, causándole serios destrozos. El Dr. Ademar Pagador, el día 18 de febrero desde la madrugada, con algunos peones, alumnos y vecinos se dedicó a salvar parte del archivo y enseres, sin embargo valiosos documentos para la historia del Colegio desaparecieron así como fueron destruidos muebles, enseres por las fuerzas invasoras.

En 1881 hasta comienzos de 1885, San Juan estuvo con las puertas cerradas, quedándose la juventud trujillana sin tener donde realizar estudios secundarios. Fue el doctor José María Checa designado Director del colegio, quien desde los primeros meses de 1885 se dedicó a hacer refaccionar el maltrecho local con los exiguos fondos de que disponía, dada la penuria económica en que quedó el país y pudo así el 2 de mayo de dicho años, reabrir las puertas gloriosas de San Juan, con una solemne e impresionante ceremonia, presidida por el Prefecto, los delegados del Consejo Departamental de Instrucción, doctores Juan A. Falcón y José Porturas, el Dr. Checa, el Vicerrector Carlos A. Washburn, los antiguos profesores Ademar Pagador, pedro M. Ureña, Andrés Castillo, Ramón Castillo y con la asistencia del alumnado y crecido público.

El Dr. Checa dirigió como el Ave Fénix o el Anteo de la leyenda griega; fomentó la elevación moral y cívica de los alumnos, la solidez de los conocimientos, la eficiencia de los maestros; defendió la administración y bienes del plantel judicialmente y su rentas, llegando con gran satisfacción, a normalizar la vida del colegio al que colocó en un edificante plano de superación.

SanJuanBautista
San Juan Bautista

En 1889 se celebró por primera vez la fiesta patronal del Colegio el 24 de Junio, desde cuya fecha dicha festividad se ha convertido en una tradicional fiesta trujillana. De igual manera el 23 de Agosto de 1891 se celebró por primera vez la instalación e iniciación de las labores académicas del colegio. 

Entre los distinguidos y eficientes maestros con que contó San Juan, bajo la dirección del Dr. Checa, figuran Ademar Pagador, Pedro M. Olivos, Carlos A. Washburn, Fernando Quevedo, Andrés Castillo, Pedro M. Ureña, Pedro J. Rivadeneyra, Guillermo Eloy Ramírez, Daniel Hoyle y Enrique Guimaraes.

Gustavo Ríes y la primera edad de oro de “San Juan “

Con la reforma de la educación nacional realizada por don José Pardo, vino a regentar el plantel el destacado pedagogo alemán Gustavo Ríes, integrante de la misión pedagógica alemana, contratada para el cargo de 1906 a 1916, introduciendo una proficua revolución pedagógica en las ideas y en las realizaciones, que realmente inició una gloriosa edad de oro en la vida sanjuanista, la misma que se expresó en la renovación de los métodos y sistemas pedagógicos de trabajo en la eficiencia de la juventud, en la organización administrativa y disciplinaria del colegio, el que fue colocado como uno de los primeros de la República. A tal punto que a las aulas venían a estudiar expresamente, alumnos de todo el país.

 

GustavoRies
 Gustavo Ríes

En la docencia siguió prestando sus eficientes servicios el Dr. José M. Checa así como Ademar Pagador, Pedro J. Rivadeneyra, Enrique de Guimaraes, Enrique Blondet, Justo A. Vigil, Cecilio Cox, Santiago Vásquez, Elías Rosales Valencia, Daniel O. Checa, Alejandro Morales, Arturo F. Tapia, Saniel Chavarri, Néstor Vallejo.

El Dr. Ríes pasó a dirigir el Colegio Guadalupe y de éste a dirigir San Juan vino el Dr. Juan de Dios Lora y Cordero, en una época de convulsión política en el país y de pleno desarrollo de la primera guerra mundial.

La enseñanza fue impartida en un periodo de 5 años a partir de 1918. La actual fachada del vetusto local de la calle Independencia recupero su rica hacienda Lláugueda y se acentuó el progreso de la educación en la juventud. El personal docente fue enriquecido con el ingreso de Fortunato Alva Saldaña, Alvaro de Bracamonte Orbegoso, Alfredo Mannucci, Juan N. Cárdenas, Leonidas Risco, Guillermo Eloy Espejo, Enrique Albretch, Ismael Moreno, víctor M. Barrantes, Ricardo Tejada, Marcelino Zamalloa, Enrique Araujo, Carlos Godoy, Andrés Plasencia, Armando Gertein, Luciano Castillo, manuel Mondoñego.

 

SanJuan Local Independencia2
Local Jr. Independencia (interior)

Bajo la dirección del Dr. Luis H. Bouroncle, se intensificó la vida y actividades de los Boys Scouts, bajo la hábil y entusiasta dirección del os profesores Alvaro de Bracamonte Orbegoso, Julio E. Mannucci y del Monitor Manuel Vera, habiéndose realizado excursiones a Cajamarca, Chiclayo y, en 1921 a la capital de la República con ocasión de las fiestas del Centenario de la Independencia.

El colegio siguió su ritmo de progreso acentuando durante la dirección de los doctores Erasmo Beraund y Miguel Angel Cornejo, no sólo en las labores intelectuales, sino en las deportivas que iniciaron su edad de oro, con el infatigable trabajo de Manuel Vera, habiendo alcanzado el colegio primeros puestos en fútbol y tiro y habiéndose formado también el Club Deportivo "4 de Junio" de señoritas alumnas del colegio que era entonces, mixto.

Integraron la docencia sanjuanista en tal época Francisco B. Lizarzaburu, el poeta Víctor Alejando Hernández, Gerardo Aragón, Gonzalo Flores, Leonidas Gayoso. En 1927 se hizo cargo del colegio el pedagogo alemán Dr. José S. Wagner de grata recordación, en cuyo tiempo fue suprimida la sección femenina, se gestionó la construcción de un nuevo local para el colegio conforme a una ley expedida por el Congreso Regional del Norte; hubo duelo unánime y justificado por el sensible deceso del Dr. José María Checa; se intensificó, de preferencia la enseñanza de las ciencias Físicas-Químicas, la práctica del deporte, el atletismo, las excursiones, la disciplina, la biblioteca. Se impulsó la celebración de la fiesta patronal. Tal fue el adelanto del colegio que en 1930 se matricularon 558 alumnos y se planteó la reforma de la educación secundaria bajo los postulados de la desrracionalización y desmaterialización, diferenciación y psicologización de la enseñanza, con todo lo cual San Juan desembocó en un período de singular proceso.

Fueron nuevos y eficientes colaboradores Maximiliano García, Julio Yépez de la Torre, Gerardo Vásquez, Ramiro Quiñe, José Mercedes Pita; Apolonio Ponce de León; en la tesorería : Abelardo Centurión Rodríguez, Ecónomo y, siempre con la mayor eficiencia y dedicación del Regente Ricardo Gonzáles. El eminente y consagrado maestro cusqueño, gran amigo de San Juan de Trujillo, de los trujillanos, Dr. José Gabriel Cosío, dirigió el Colegio de 1931 a 1933, en cuyos años la matrícula llegó a cerca de 700, se vio perturbada la labor educacional por los graves acontecimientos políticos del país, más todo fue superado por el Dr. Cosío y sus colaboradores. Se inició y aplicó nuevo plan de estudios, que reemplazó al de 1924. Se dio impulso general a todas las asignaturas, pero destacaron las letras por la propia vocación histórica y literaria del Dr. Cosío. Las lides intelectuales y deportivas internas como externas, pusieron de manifiesto la madurez de la enseñanza sanjuanista.

De 1940 a 1948 dirigió los destinos de San Juan el Dr. Francisco B. Lizarzaburu, caballero sin tacha, trujillano muy querido. Puso al colegio en un elevado plano de superación gracias a eficientes y leales colaboradores en el orden docente, administrativo y disciplinario y cuyos nombres por frescos están en la memoria de todos los trujillanos. Cabe destacar las renovaciones pedagógicas realizadas, el grado de moralidad y eficiencia de los alumnos, el incremento de la biblioteca, la implantación y renovación de aulas y mobiliario; la vinculación de miembros prominentes de la ciudadanía al colegio, con la donación y la manutención de numerosas becas que favorecieron a inteligentes y aprovechados a muchachos alumnos carentes de recursos, los servicios de asistencia social escolar; la ayuda a excursiones escolares como la realizada en 1946 a los Dptos. Del centro y sur de la República, la más larga y la de mayor duración que haya realizado San Juan.

A partir de 1949 la historia del colegio está en la fresca memoria de todos. De dicho año hasta 1952, dirigió su destino don Humberto Oliveros Marques, en cuya época se comenzó a implantar los principios y postulados de la Reforma de la Educación, realizada por el Plan de Educación nacional, con positivos y profícuos resultados. A Oliveros lo reemplazó el Dr. Benjamín Abar que fue director de Educación Secundaria, habiéndole tocado el honor de ser uno de los más eficientes organizadores de la fiesta centenaria de San Juan el Dr. Germán Torres Lara, ya fallecido.